Según el mundo de habla inglesa a las Preguntas Frecuentes se las llama FAQ (porque ellos, que hablan así, le dicen Frequently Asked Questions). Entonces, para quienes hablamos castellano -o algo que se le parece-, podemos llamarlo PF, lo cual sonaría algo así como “Pffffff”, lo que haría parecer que nos estamos aburriendo.

Bueno, esperamos que nuestras “PF” no os aburran demasiado. Las hemos organizado por nivel de complejidad: si quieres saber alguna cosa, pero sin pasarse, pues te vas al principio. Si, además de esas cuestiones, quieres saber más… ¡sigue leyendo!

Preguntas frecuentes para iniciarse. Dicho de otro modo “Pfffff básicas”

Cambio climático, efecto invernadero y calentamiento global

¿Por qué están aumentando las temperaturas y qué es eso exactamente del cambio climático y demás palabrería?

La vida en la Tierra existe tal y como la conocemos, entre otras cosas, gracias al efecto invernadero. Imagina un invernadero, que sirve para acumular calor, digamos. Bien, pues en la atmósfera hay unos gases que provocan el mismo efecto que el plástico de un invernadero: dejan entrar calor proveniente del Sol y “no lo dejan salir” (no es que se quede todo, claro, pero al final consiguen acumular calor dentro). Por eso se les llama Gases de Efecto Invernadero (GEI, en resumen).

Esto permite que la temperatura en la Tierra sea apta para la vida que conocemos.

Pero resulta que estamos aumentando la cantidad de GEI presentes en la atmósfera, provocando así que la cantidad de calor que se queda dentro de la Tierra vaya aumentando.

Si en invierno te pones una manta, igual pasas frío, porque aunque consigas acumular algo de calor en la cama, se te escapa una buena parte. Si te pones dos mantas, conseguirás entrar en calor mejor. Y a lo mejor con tres, cuatro o cinco mantas, ya empiezas a sudar. Pues ese aumento de mantas es el aumento de esos gases en la atmósfera.

Al aumento de temperaturas provocado por el aumento de estos gases en la atmósfera se le llama calentamiento global. Es decir, el calentamiento global es el incremento de la temperatura media del planeta. Decimos que el planeta se calienta si aumenta su temperatura media.

Este calentamiento está provocando cambios en el clima, a eso se le llama cambio climático. Concretamente es un cambio climático antropogénico (que quiere decir que está provocado por el ser humano), para diferenciarlo de los que se produjeron hace años de forma natural.

¿Por qué es peligroso este cambio climático?

Pues es mejor que, para saberlo, te vayas al apartado de consecuencias. Pero ten en cuenta que, por no abrumarte ni hacer todo esto interminable, nos las hemos puesto todas.

Diferencia entre tiempo y clima

Para entender mejor lo que ocurre a nuestro alrededor en relación con el cambio climático, vamos a explicar la diferente entre estos dos conceptos.

El tiempo es la situación meteorológica con la que nos encontramos cada día, es decir: “hoy llueve”, “hoy está nublado”, “hoy…”. El clima es la situación meteorológica típica de una zona de la Tierra en una estación determinada.

Por ejemplo, si vamos a viajar a Galicia, sería razonable que lleváramos paraguas y/o un chubasquero, pues vamos a una región de clima lluvioso. Pero al llegar allí nos podemos encontrar un sol espléndido, incluso durante varios días o semanas, ese es el tiempo que nos acompañará durante nuestra visita.

Relación entre la capa de ozono y el Cambio climático

Molécula de Ozono

El ozono es una molécula que contiene tres átomos de oxígeno. Su fórmula química es O3, mientras que la del oxígeno es O2.

Molécula de Oxígeno

El ozono atmosférico está entre los 10 y los 40 km sobre el nivel del mar, siendo su concentración más alta alrededor de los 25 km (ozonosfera), es decir, en la estratosfera formando la denominada capa de ozono.

Actúa en la atmósfera como depurador del aire y sobre todo como filtro de los rayos ultravioleta procedentes del Sol. Sin ese filtro la existencia de vida en la Tierra sería completamente imposible; de ahí la gran importancia de la llamada “capa de ozono”.

La capa de ozono sufrió daños muy importantes en la segunda mitad del siglo XX como consecuencia del efecto de los gases Clorofluorcarbonados, CFC, que escapaban a la atmósfera en procesos industriales que usaban esos gases (por ejemplo en la refrigeración) y disminuyó mucho dejando pasar una gran cantidad de rayos ultravioleta. Afortunadamente la comunidad internacional reaccionó con rapidez y en un plazo de tiempo muy corto se suscribieron convenios internacionales prohibiendo el uso de esos gases. Esto ha permitido que la capa de ozono, que se encontraba muy debilitada, se haya recuperado bastante.

El ozono ambiental, también llamado ozono troposférico, es un gas altamente irritante y puede provocar afecciones pulmonares. Se encuentra en nuestras ciudades como consecuencia de una reacción de los óxidos de nitrógeno y las altas temperaturas, siendo típico en ciudades con mucho tráfico en estaciones cálidas.

La capa de ozono en definitiva no tiene ninguna relación con el cambio climático. Son diferentes efectos, que se producen en diferentes capas de la atmósfera y que se relacionan con rayos solares diferentes.

Las causas de todo esto… ¿cuáles son?

Sectores más emisores en España

El transporte es el mayor emisor por sectores en España. Durante 2017 se vio incrementado en un 2,6%, un aumento liderado por el crecimiento en un 2,5% del transporte por carretera. Este sector es el que menos reducción registró durante el descenso de las emisiones durante los primeros años de la crisis, siendo su crecimiento constante desde que se alcanzase el suelo de las emisiones. Este transporte incluye exclusivamente los que se producen dentro del territorio nacional. La aviación y el tráfico marítimo internacional representan un 12% adicional sobre el total de las emisiones, siendo sectores en continuo crecimiento.

La generación eléctrica se sitúa como el segundo de los sectores emisores, las fuentes renovables todavía representan solo un 39% de la generación eléctrica total. En la actualidad sus emisiones están muy condicionadas por la hidráulica, de forma que durante años húmedos, una mayor producción hidroeléctrica es capaz de reducir nuestras emisiones. Mientras que, durante años secos, se hace necesario recurrir a mayor electricidad de origen fósil incrementando con ello las emisiones y el precio de la electricidad.

Ecologistas en Acción, 2018. Transformar el mundo, no el clima.

Las empresas más emisoras

El Observatorio para la Sostenibilidad elaboró a partir de los datos del Registro Nacional de Emisiones la calificación de las empresas más contaminantes en España. Estos datos se basan únicamente en aquellos sectores sometidos al Mercado Europeo de Comercio de Emisiones (o ETS, por sus siglas en inglés), que cubre únicamente el 40% de las emisiones del estado. Aun así, solo 10 empresas representan el 28% de las emisiones. La eléctrica Endesa está claramente muy por delante del resto de las empresas y ella por sí sola represente un 10% de las emisiones totales del país. Las empresas Gas Natural, EDP y Repsol + Petronor son cada una de ellas responsables de alrededor de un 3%, mientras que Arcelormittal y Viesgo son responsables de un 2% y por último Cepsa, Iberdrola, Cemex y Cementos Portland son emisoras cada una de cerca del 1% de las emisiones totales.

Ecologistas en Acción, 2019. Transformar el mundo, no el clima

Emisiones de CO2 de un coche de gasolina por km recorrido

La media de emisiones de CO2 de los vehículos de gasolina que circulan actualmente es de alrededor de 160 gramos por kilómetro recorrido, aunque los vehículos de nueva construcción tienen una emisión media de 118 gramos.

Con las nuevas tecnologías se puede conseguir una reducción muy sustancial de estas emisiones para contenerlas en torno a 80-90 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

La Unión Europea ha establecido como límite de emisiones medias 95 gramos para el año 2021 y 66 gramos para el año 2030.

Sorprendentemente, esto provoca el efecto conocido como Paradoja de Jevons: al utilizar vehículos más eficientes con un menor consumo de combustible y menores emisiones, se incrementa el total de kilómetros recorridos por vehículo, minimizando en consecuencia los beneficios obtenidos por la disminución de emisiones.

Es decir, como puedo consumir más porque gasta menos, al final acabo gastando lo mismo… o más.

Emisiones medias de GEI en el planeta, en España y en la India

Como media, las personas emitimos 5 toneladas de CO2 al año, pero esta cifra no es homogénea, pues las emisiones de los países industrializados multiplican las de los países empobrecidos.

COMPARATIVA DE EMISIONES DE CO2 PER CÁPITA:

USA:         17,00 toneladas.

UE:         7,50 toneladas.

CHINA:    7,20 toneladas.

ESPAÑA:     6,40 toneladas.

INDIA:     1,50 toneladas.

¿Tendremos todas las personas y todos los países la misma responsabilidad?

Consumo de electricidad por hogar

Un hogar español consume como media 3.480 kilowatios hora al año, según datos del IDAE, Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, organismo dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

El consumo de los hogares se reparte de la siguiente manera:

Calefacción:                 47,0%

Agua caliente sanitaria (ACS):     18,9%

Cocina:                     7,4%

Refrigeración:                 0,8%

Iluminación:                 4,1%

Electrodomésticos:             19,4%

Standby:                     2,3%

Como se observa en esta tabla, hay un potencial de ahorro energético muy alto tanto en calefacción como en agua caliente, de manera que si las viviendas estuvieran dotadas de aislamiento térmico adecuado y de captadores de energía solar para producir agua caliente, los ahorros de la factura de la luz y de emisiones de gases de efecto invernadero serían muy notables.

Y… ¿qué puede pasar?

Situación actual de la temperatura media del planeta

La temperatura media del planeta se ha incrementado en 1 ºC desde que hay registros, aproximadamente el año 1880, fecha que coincide con el comienzo de uso masivo de combustibles fósiles para su uso industrial y en el transporte.

Los estudios científicos más comprometidos advierten que superar esta cifra es muy peligroso pues puede provocar un cambio climático de gran magnitud. Advierten que en ningún caso debería superarse un incremento de la temperatura media del planeta de más de 1,5 ºC, pero con la condición de capturar carbono de la atmósfera y volver al escenario +1 ºC cuanto antes.

¿A tiempo de limitar el calentamiento global en 1,5ºC?

Según el informe las emisiones acumuladas hasta el momento no conllevarán necesariamente un incremento de temperatura global de 1,5oC, aunque queda poco tiempo para que esto se supere, ya que al ritmo de emisiones actuales (33 GtCO2/anuales) este presupuesto llegará a cero de 12 a 18 años.

Extracto del informe Transformar el mundo, no el clima. Ecologistas en Acción

¿Qué consecuencias tendrá el cambio climático?

Esto ya ha sido objeto de otros informes del IPCC entre cuyas conclusiones se señalan:

~ Acentuación del contraste entre las estaciones húmedas y secas, reducción de los

periodos otoñales y primaverales.

~ Incremento de la frecuencia y duración de fenómenos meteorológicos extremos:

lluvias torrenciales, olas de calor, huracanes, sequía…

~ Incremento del nivel del mar y con ello la salinización de acuíferos. Acidificación de los océanos.

~ Reducción de las superficies nevadas y alteraciones en los sistemas climáticos.

Extracto del informe Transformar el mundo, no el clima. Ecologistas en Acción

¿Está sucediendo?

Según el SR 1.5 “Este incremento de temperatura está provocando y provocará en muchas regiones que los días de calor extremo suban el doble que la media de la temperatura global, además se prolongará la duración de las olas de calor. Una realidad que será más evidente en las latitudes tropicales e intertropicales”.

Los últimos años meteorológicos muestran una clara tendencia al calentamiento y a episodios extremos, 7 de los veranos más cálidos jamás registrados han sucedido después de 2000. El verano de 2017 ha marcado la temperatura récord jamás registrada en 47,3ºC en Córdoba.

Extracto del informe Transformar el mundo, no el clima. Ecologistas en Acción

Preguntas frecuentes para saber algo más. O “Pfffff para ser más listas/os/es”

¿Cuáles son los gases de efecto invernadero?

Los principales Gases de Efecto Invernadero (GEI) son:

-Dióxido de carbono, CO2.

-Metano, CH4.

-Óxidos de nitrógeno, tanto el NO como el NO2.

-Vapor de agua, H2O.

Sorprendentemente el vapor de agua es un potente gas de efecto invernadero, pero su presencia en la atmósfera es natural, no sufre grandes variaciones por la acción humana.

Sin embargo, los otros gases sí están incrementando su presencia en la atmósfera de manera acelerada como consecuencia de la acción humana. Esto ocurre tanto por la quema de combustibles fósiles – petróleo, carbón…-, que emiten CO2, como por la ganadería industrializada, que emite Metano, y por malas prácticas agrícolas, que emiten Óxidos de nitrógeno.

De todos estos gases, el que está presente en mayor proporción en la atmósfera (más del 64%) y el que es más persistente (tarda decenas de años en degradarse) es el CO2. Por eso, el CO2 es el gas de referencia cuando hablamos de gases de efecto invernadero (GEI).

¿Qué es un sumidero de carbono?

Un sumidero de carbono es “algo” que absorbe y acumula (en argot experto de cambio climático se dice “captar”) carbono. Digamos que acumulan gases que tienen el carbono entre sus componentes, como es el CO2 (que es carbono y oxígeno).

Estos sumideros reducen la concentración o cantidad de este gas en la atmósfera.

Forman parte del ciclo natural del carbono.

Su papel es fundamental para equilibrar la cantidad de CO2 en la atmósfera. Sin embargo, pasan dos cosas:

  1. El nivel de CO2 que estamos emitiendo está por encima de la capacidad de estos sumideros para mantener el equilibrio – imagina una esponja que pones sobre un charco de agua; la esponja absorbe agua hasta que se llena y ya no absorbe más. Esto simplemente es un indicador de que debemos reducir la emisión de este gas derivada de la actividad humana.
  2. La deforestación y el empeoramiento del estado de los océanos, ambos provocados también por la actividad humana, tienen como consecuencia que haya menor cantidad de sumideros.
¿Cuáles son los sumideros de carbono?

Principalmente, los bosques, los suelos y los océanos.

Los bosques porque contienen una inmensa masa vegetal que absorbe CO2 durante la fotosíntesis.

El caso de los océanos y el suelo es más curioso, por ser menos conocido. Los suelos acumulan carbono (que es uno de los componentes del CO2) porque la descomposición de la materia orgánica que se da en ellos “genera” carbono, que queda atrapado dentro del suelo. Los océanos lo absorben también gracias las especies vegetales presentes en él, que mediante la fotosíntesis también absorben CO2.

Sin embargo, el exceso de CO2 en la atmósfera por la acción humana está provocando desequilibrios en los ecosistemas de los que estos sumideros forman parte. Por ejemplo, los océanos se están haciendo más ácidos, con graves consecuencias (para saber más. clica aquí)

¿Qué es el permafrost?

El permafrost o hielo permanente es la capa de suelo que se encuentra permanentemente congelado en la regiones más frías del planeta, como es la tundra.

Estas son regiones próximas a los círculos polares, regiones frías de Canadá, Alaska, Siberia, Tíbet, Escandinavia….

En estas regiones el suelo ha permanecido congelado durante cientos de miles de años y retiene grandes cantidades de gases de efecto invernadero, fundamentalmente metano.

El calentamiento global del planeta está provocando el deshielo del permafrost en muchos lugares, por lo que se están liberando estos GEI y ya se están detectando emisiones a una escala extremadamente elevada. Como ya sabemos, aumentan los gases de efecto invernadero = aumenta el calentamiento global = aumenta el cambio climático.

Curiosamente este fenómeno está afectando negativamente a construcciones -viviendas, infraestructuras de ferrocarril, gasoductos…- que aprovechaban el suelo helado para apoyarse, no necesitando en consecuencia cimentación. El deshielo del suelo sobre el que se apoyan supone un elevado riesgo para dichos edificios e infraestructuras. Es decir, para las personas.

¿Qué es el efecto albedo?

El albedo es el porcentaje de radiación que refleja una superficie respecto a la radiación que incide en ella. Imagina que tiendes una sábana blanca al sol; del sol le llegan rayos (luz), que se reflejan en la sábana; pues el albedo es la cantidad de rayos que tu sábana refleja comparado con la cantidad de rayos que le llegan a tu sábana desde el sol.

Las superficies claras tienen valores de albedo superiores a las oscuras, y las brillantes más que las mates. Es decir, las blancas y las brillantes reflejan más luz solar que las oscuras y las mates (lo puedes comprobar muy bien un día de sol radiante: mira una superficie blanca y una negra, una brillante y una mate, a ver cuáles te hacen fruncir el ceño porque el sol te molesta un poco en los ojos… no valen gafas de sol para hacer la prueba).

Resumiendo, el albedo es la tendencia de una superficie a reflejar la radiación que recibe.

En el lenguaje climático, el efecto albedo hace referencia sobre todo a la radiación solar que refleja el hielo. Y es un dato extremadamente importante, pues a mayor superficie cubierta por hielo, es decir de color blanco, mayor es la cantidad de radiación solar reflejada. Si el efecto albedo disminuye a escala planetaria, es decir, se reduce la cantidad de hielo existente, la tierra o el agua, de color oscuro, absorberán radiación solar y, en consecuencia, se calentarán más que cuando estaban cubiertas de hielo.

Esto es lo que se conoce como un lazo de retroalimentación (ver “Qué son los lazos de retroalimentación”): el calentamiento global del planeta reduce la cantidad de superficie de color blanco, entonces el planeta absorbe más radiación, se calienta más, y provoca un incremento del hielo derretido estableciendo así un bucle o círculo vicioso de efectos impredecibles. La pescaílla que se muerde la cola.

Las causas de todo esto… ¿cuáles son?

Emisiones del transporte

A escala planetaria, el transporte es responsable del 14% de las emisiones de gases de efecto invernadero, pero en el estado español, esa cifra sube hasta el 26% de las emisiones estatales (dato de 2017)

Como veremos en el apartado correspondiente, el transporte en el mundo es tremendamente dependiente del petróleo. El 90% del transporte mundial se hace a partir de este combustible fósil.

Es importante saber que no todos los modos de transporte emiten la misma cantidad de GEI. El avión es el que más contamina por persona, seguido de las motocicletas y el vehículo privado. Por supuesto, el transporte público, la bicicleta y caminar, son las mejores opciones dentro de la ciudad, y el transporte público la mejor para movimientos fuera de la ciudad.

También es importante saber que no sólo usamos el transporte motorizado para movernos las personas: el 47% de la energía primaria utilizada es para el transporte de mercancías.

Ecologistas en Acción, 2014. Las cuentas ecológicas del transporte

 

Dependencia del transporte del petróleo

El transporte en el mundo es tremendamente dependiente del petróleo. El 90% del transporte mundial se hace a partir de este combustible fósil. Solo el 10% restante se hace con otro tipo de combustibles o con tracción animal.

La alternativa al transporte fósil es el uso de la electricidad. Esto vale para líneas de ferrocarril, pero difícilmente se podrán mover con electricidad camiones de alto tonelaje, maquinaria agrícola, maquinaria para obra pública, el transporte aéreo o el marítimo.

El uso de biocombustibles no es una alternativa al petróleo: tiene una tasa de “retorno energético” muy baja (el retorno energético es la cantidad de energía que tengo que gastar para obtener una unidad de energía. Al comienzo de la explotación de pozos de petróleo, con la energía de un barril de petróleo se obtenían 100 barriles. Ahora esa tasa es de 1 a 10. En el caso de los biocombustibles difícilmente se obtienen una tasa de 1 a 3). Además, los biocombustibles ocupan tierras fértiles que deberían usarse para alimentación humana, no se puede permitir que ocupemos tierras que deberían dar de comer a las personas para que coman nuestros coches.

Por otro lado no es posible electrificar el transporte por carretera, no existen en el planeta materiales suficientes para construir los cientos de millones de baterías que necesitaría el parque automovilístico.

Situación actual de la energías renovables

La generación de electricidad a partir de energías renovables en el sistema eléctrico español alcanza un porcentaje del 31,80% en el cómputo anual.

La presencia de las diferentes fuentes de energía es la siguiente (datos de 2017):

NO RENOVABLES:

Nuclear——————————-21,50%

Carbón——————————–17,00%

Ciclo combinado——————–13,90%

Cogeneración———————–11,00%

Residuos—————————–1,20%

TOTAL NO RENOVABLES——64,60%

RENOVABLES:

Eólica—————————-18,20%

Hidráulica———————–7,00%

Solar Fotovoltaica————-3,10%

Solar Térmica——————2,10%

Otras renovables————–1,40%

TOTAL RENOVABLES——31,80%

SALDO IMPORTACIÓN——3,60%

Como curiosidad podemos destacar que la eólica llegó a cubrir el 60,70% de la demanda en un momento puntual (28 de febrero a las 3.45 h).

El consumo de energía en el mundo

La participación de diferentes fuentes de energía en la disponibilidad total a escala planetaria es la siguiente:

FÓSILES:             81,70%

BIOMASA/BIOENERGÍA:     10,00%

NUCLEAR:             4,80%

HIDROELÉCTRICA:         2,40%

RENOVABLES:        1,10%

En algunas evaluaciones la hidroeléctrica se considera una energía renovable, y algunas formas de producción de biomasa o bioenergía también se pueden considerar renovables, de manera que el total de renovables presentes en el consumo de energía a escala planetaria se podría acercar al 14,00%

El consumo de energía en España

España somos un país excesivamente petrodependiente, pues el 75% de la energía primaria consumida es de origen fósil. Además, nuestra dependencia energética es brutal, pues el 85% de la energía primaria consumida en el estado es de importación.

La participación de diferentes fuentes de energía en la disponibilidad total en el estado español es el siguiente:

PETRÓLEO:                 41,00%

GAS NATURAL:             22,00%

CARBÓN:                 12,00%

NUCLEAR:                12,00%

HIDRÁULICA:                1,00%

EÓLICA/SOLAR/GEOTÉRMICA:    5,00%

BIOMASA/BIOCARBURANTES:    6,00%

RESTO:                1,00%

Como se observa, al igual que a escala planetaria, las energías renovables suman un porcentaje muy bajo, solo el 12% del total.

Emisiones de la agricultura industrializada y la ganadería

A escala planetaria, las emisiones ocasionadas por la agricultura y la ganadería representan un 11% del total, pero si se tienen en cuenta los cálculos indirectos ocasionados por la producción de insumos (fertilizantes, pesticidas,…), las emisiones producidas por el transporte, refrigeración, procesado y envasado de alimentos, se puede afirmar que las emisiones de la industria agroalimentaria llegan al 30% de las emisiones globales.

Que es el kwh

El kilovatio, kw, es una unidad de medida de la potencia eléctrica y determina la capacidad que tiene un equipo de generar calor, movimiento o energía lumínica. Digamos que es el metro o el litro de la energía.

A mayor potencia, más capacidad de generar una u otra cosa. Un kw son 1.000 vatios y es la potencia típica de una plancha, una estufa eléctrica, etc.

Por ejemplo, los patinetes eléctricos que vemos actualmente en nuestras calles funcionan con energía eléctrica suministrada por una batería, que suele tener una potencia de alrededor de 250 vatios.

El kilovatio hora, kwh, es la forma de medir la cantidad de energía consumida por un equipo que funciona con energía eléctrica durante una hora. Es la unidad que se utiliza para medir el consumo eléctrico de una vivienda y calcular la facturación posterior de la compañía suministradora. Por ejemplo, una plancha de 1.000 vatios de potencia (1kw), funcionando durante una hora, habrá consumido 1kwh de energía. Es como el km/h que mide la velocidad de un tren, por ejemplo.

Un hogar español consume como media 3.480 kilowatios hora al año, según datos del IDAE, Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, organismo dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Y… ¿qué puede pasar?

Qué son los lazos de retroalimentación

Se conoce como lazos de retroalimentación a los efectos producidos por el calentamiento global del planeta que a su vez provocan calentamiento global.

El ejemplo más repetido es el de la disminución de la superficie de hielo -de color blanco- en el ártico. Al disminuir la superficie de hielo, que refleja la radiación solar, y ser sustituida por superficie de agua, de color oscuro, que absorbe la radiación solar, esto hace que los océanos se calienten y contribuyan a la disminución de la superficie de hielo, que refleja radiación, estableciéndose así un círculo de absorción-calentamiento-disminución superficie helada-más absorción-más calentamiento.

Otro ejemplo paradigmático es el del derretimiento del permafrost o suelo helado permanentemente. El permafrost contiene millones de toneladas de metano, poderoso gas de efecto invernadero. Al derretirse el permafrost libera metano que a su vez provoca calentamiento global, que a su vez derrite permafrost, que libera metano…